29 de Junho, 2011 - 11:13 ( Brasília )

Geopolítica

MALVINAS - Londres negó haber enviado más tropas

El gobierno británico respondió a Puricelli

Graciela Iglesias
Para LA NACION

LONDRES.- "Normalmente no discutimos públicamente el despliegue de nuestras fuerzas militares, pero puedo decirle sin problemas que no hemos aumentado la presencia militar en las Falklands (Malvinas)."

Con esta respuesta categórica, ante una consulta de La Nacion, un vocero del Ministerio de Defensa británico restó crédito a denuncias del ministro de Defensa argentino, Arturo Puricelli, quien advirtió que el gobierno del conservador David Cameron había iniciado una escalada armamentística en la región llevado "por la debilidad de sus argumentos para ocupar las islas" (ver aparte).

La desmentida británica buscaría bajar el tono del cruce verbal entre Londres y Buenos Aires por el tema de la soberanía malvinense. El último cortocircuito se generó cuando el ministro de Defensa británico, Liam Fox, amenazó con usar "el poder naval si fuera necesario" para garantizar la presencia británica en Malvinas.

La advertencia fue realizada al final de una conferencia del think tank conservador Reform, ante el pedido un comentario sobre la afirmación de la presidenta Cristina Kirchner de que Gran Bretaña es una "burda potencia colonial en decadencia."

"Tenemos ya (aviones de combate) Typhoons estacionados en la zona -advirtió el ministro británico-. Enviamos un mensaje muy claro de que tenemos el poder naval si fuera necesario y el compromiso de garantizar que las Falklands (Malvinas) se mantendrán libres y su pueblo disfrutará de la libertad por la que luchamos tan duro hace 30 años."

Fox procuró responder, así, a duras críticas realizadas por miembros de las fuerzas armadas, quienes aseguran que los drásticos ahorros presupuestarios prescriptos por el gobierno de coalición conservador-liberal comprometerán la defensa de las islas, aun cuando su dispositivo militar haya sido exceptuado de los recortes.

La defensa actual

El plantel defensivo de las islas consiste hoy en una fragata, un destructor, una patrullera, un buque explorador, un buque de suministro, el ocasional patrullaje por parte de un submarino, unos cuantos aviones de combate Typhoons y 1076 personas de servicio en tierra.

Pero se cree que la tareas de esta "fuerza de disuasión" se verán afectadas por el impacto de los recortes en otras áreas de Defensa, como la reducción del número de destructores de 24 a 19, el cierre de varias bases de la Royal Air Force, el despido de 25.000 empleados civiles, 7000 soldados y oficiales del ejército, 5000 miembros de la fuerza aérea y 5000 de la armada.

Fox habló poco después de que se supiera aquí que Washington había sumado su firma al nuevo llamado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que la Argentina y Gran Bretaña se sienten a la mesa de negociaciones para discutir la soberanía de las islas.

CRÍTICAS DE PURICELLI AL REINO UNIDO

"Convertir al Atlántico Sur en una fortaleza es una provocación a la Argentina y a toda América latina", advirtió el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, al denunciar una mayor presencia militar británica en las islas. Dijo que "en la zona hay un solo actor extracontinental que está armado y que pone en evidencia la irracionalidad del Reino Unido en la ocupación de Malvinas".