29 de Agosto, 2007 - 12:00 ( Brasília )

Tecnologia

CLUSTER - Promueven convertir a América Latina en primera región libre de municiones de racimo


Promueven convertir a América Latina en
primera región libre de municiones de racimo
4 y 5 de septiembre en Costa Rica


 Con el fin de lograr que América Latina sea la primera región libre en el mundo de bombas y municiones de racimo, los días 4 y 5 de septiembre Costa Rica alojará la Conferencia Latinoamericana sobre Municiones de Racimo, que reunirá a expertos y representantes de 15 naciones del continente.

Los delegados gubernamentales así como directores de prestigiosas organizaciones civiles relacionadas con el tema, se darán cita en San José para avanzar en las discusiones que promueven una declaración sobre la erradicación de estos mortales artefactos.

Las municiones de racimo son dispositivos explosivos o incendiarios contenidos en un misil, cohete o pieza de artillería disparados desde el aire, tierra o agua. El contenedor estalla en el aire y libera entre 10 y 400 minibombas, que se dispersan en un área determinada y que hacen explosión al contacto con cualquier superficie o a los pocos segundos de lanzadas.

Al ser utilizadas en áreas pobladas, el porcentaje sin explotar (10-30%) permanece latente, lo que unido a su aspecto similar a una lata de refresco gaseoso, provoca su manipulación por civiles, en alto porcentaje niños, los cuales sufren muerte o mutilación.

Junto a un creciente grupo de naciones, Costa Rica ha impulsado el Proceso de Oslo, cuyo objetivo es la negociación de un convenio jurídicamente vinculante para prohibir esta categoría de armas o dispositivos de muerte.

José Manuel Hermida, Representante Residente de PNUD, destacó la seriedad y compromiso de América Latina para “cumplir a cabalidad el deber humanitario de erradicar ésta y cualquier otra forma de riesgo a la vida de las personas producida por armamento”.

“Costa Rica es un país sin ejército, con una clara vocación civilista y que tradicionalmente ha presentado o coauspiciado las principales iniciativas internacionales en el campo del desarme”, declaró Christian Guillermet, Director de Política Exterior de la Cancillería costarricense.

“En esta ocasión hemos hecho nuestra una propuesta del Gobierno del Perú de convertir América Latina en una Zona Libre de Municiones de Racimo, y esperamos presentar un texto en forma conjunta durante el desarrollo de la Conferencia”, explicó Guillermet.

La conferencia es organizada por el Gobierno de Costa Rica, el Gobierno de Noruega y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y se enmarca en la celebración de la Semana del Desarme, al coincidir también con la realización del seminario “Manejo y Seguridad de Arsenales de Armas Pequeñas y Ligeras incluyendo sus Municiones”, los días 6 y 7 de septiembre.

El seminario está dirigido a funcionarios de los Ministerios de Relaciones Exteriores y Defensa de América Latina y el Caribe.

El comercio anual de armas pequeñas es de cerca de 40.000 millones de dólares anuales, la mayoría de los receptores son países en vías de desarrollo.

En el seminario participarán expertos de la Unión Europea, en concordancia con la voluntad de los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea y de América Latina y el Caribe, reunidos en Viena, Austria el 12 de mayo de 2006, quienes expresaron su compromiso para intensificar la cooperación bi-regional para prevenir, combatir y erradicar el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos.

Entre los representantes de organizaciones civiles, participarán Steve Goose, Director Ejecutivo de Human Rights Watch, y una delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja, encabezada por Anton Camen, Asesor Legal para América Latina y el Caribe.



ÚLTIMAS

Tecnologia

MAIS LIDAS