COBERTURA ESPECIAL - Sinprode11

20 de Outubro, 2011 - 12:45 ( Brasília )

SINPRODE - Discurso Ministro Puricelli


Discurso de Apertura de SINPRODE 2011
 
Disertantes: Dr. Arturo Antonio Puricelli / Ministro de Defensa de la Nación
 
 
Presentación de la locutora:
 
Señores y señoras les damos la bienvenida a la décima edición del Simposio de Investigación y Producción para la Defensa (Sinprode). Agradecemos la presencia del Sr. Ministro de defensa de la Nación Dr. Arturo Antonio Puricelli, quien se encuentra acompañado por el Sr. Secretario de planeamiento del Ministerio de Defensa Lic. Oscar Cuattromo, por el Sr. Jefe de Gabinete del Ministerio de Defensa Lic. Carlos Esquivel y por la Señora Subsecretaria de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico y presidente del Sinprode Dra. Mirta Iriondo.
 
Agradecemos la presencia de los señores embajadores de países extranjeros señor jefe del Estado  Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas (FF.AA), señores legisladores nacionales, señores funcionarios del Poder Ejecutivo, autoridades de universidades nacionales y privadas, señores empresarios nacionales y extranjeros, invitados especiales, señoras y señores.
 
El Sinprode es organizado por el Ministerio de Defensa de  la nación y aúna una muestra y exhibición de equipos y sistemas vinculados a la defensa y un ciclo de discusión académica de temas de gran importancia para el sector y desarrollo nacional. En esta edición 2011 las jornadas académicas tienen como eje la ciencia y la tecnología para la defensa como motor para la industria nacional haciendo hincapié en la producción dual  y en los sistemas civiles y militares de ciencia y tecnología del país.
 
A continuación invitamos al senior ministro de defensa de la nación, Dr. Arturo Antonio Puricelli, a ofrecer el discurso inaugural del Sinprode 2011.
 
Disertante: MINISTRO DR. ARTURO ANTONIO PURICELLI:
 
Muy buenos días, es un gusto poder recibirlos a todos, los señores embajadores de países amigos, señores agregados militares, señores jefes del Estado Mayor Conjunto de nuestras FF.AA, oficiales y jefes de las distintas FF.AA, señores legisladores nacionales, funcionarios del Poder Ejecutivo, señores presidentes de entes vinculados a la producción y al desarrollo científico, señores de las universidades públicas y privadas, señores empresarios nacionales y extranjeros que nos honran con su presencia. Realmente es un gusto para nosotros poder inaugurar una nueva edición del Sinprode 2011 bajo la temática de “Un motor para la industria nacional”.
 
Creemos que es un especial tiempo histórico que vive nuestro país y nuestra región donde a partir de la creación de la unión de naciones suramericanas que definiera a nuestro continente suramericano como área de paz y que decidiera también la creación del Consejo de Defensa Suramericano y de su centro de estudios estratégicos y que tiene sede en Buenos Aires, se revela esta circunstancia histórica especial donde en Suramérica nosotros miramos la defensa como la herramienta básica para la cooperación e integración nacional en donde vertimos la necesidad de elevar la mirada de nuestros países en función de un nuevo tiempo histórico que nos dice que estamos en un continente de 400 millones de habitantes, que tiene la mayor reserva de agua del mundo, que genera la mayor cantidad de oxígeno del planeta a través de su Amazonia, que en conjunto es el mayor productor de alimentos del mundo, que también tiene importantes reservas de energía de hidrocarburos fósiles y de energías no convencionales o renovables, que tiene también importantes espacios vacíos y que se encuentra frente al Atlántico Sur y al Pacífico como articulador de los dos grandes destinos de interrelación en este mundo globalizado.
 
Esto llevó a nuestros países a pensar en la defensa como una necesidad de nuestros pueblos de garantizar que estos recursos naturales que están en nuestra América del sur y que son de administración de nuestras naciones sin duda garanticemos para nuestros pueblos en primer lugar, la potencialidad de nuestros recursos y capacidades de nuestro continente y que también desestimemos para actores extracontinentales cualquier vestigio de pretender bajo cualquier ayuda internacional administrar recursos que no son propios de estos países.
 
Por eso la defensa de América del sur adquiere un protagonismo importante en este tiempo y nuestro continente como decía hace poco en una reunión de producción para el desarrollo de la defensa en San Pablo que se hizo la semana pasada. Nuestros sistemas de defensas nacionales integrados en el marco de la cooperación e integración americana requieren precisamente de ser sustentables en nuestro propio desarrollo científico, tecnológico y productivo. Es muy difícil pensar a América del sur en el contexto de las naciones del mundo discutiendo sobre el destino de la humanidad sino puede garantizar la propia defensa de los recursos y capacidades que tiene su continente.
 
En la Argentina tenemos el ejemplo más claro en los últimos años de los que significa la dependencia tecnológica Y lo tenemos en la experiencia del Atlántico sur por las irredentas islas Malvinas, Sándwich y Georgias del sur en el año ’82. En ese momento en donde la Argentina tenía estructurada un potencial importante desde el punto de vista de la defensa nacional. Cuando huimos de operar de ese conflicto por ejemplo con el sistema Omega que ayudaba la navegación de nuestros aviones se cayó por decisión de las potencias extranjeras que dominaban esa tecnología y que nos habían vendido esa tecnología.
 
Eso traspolado a este momento del mundo donde América tiene que tener un protagonismo importante hace que este tipo de eventos como otros que se realizan en América revistan una importancia central y, sumado a estos eventos de investigación, desarrollo y producción para la defensa enmarcados en una nueva realidad que precisamente tienen nuestros países. En particular la Argentina donde decidimos por definición clara que dio la presidente respecto del plan industrial de terminar con la dicotomía de país industrial o productor de productos primarios, queremos ser un país productor de productos primarios y a su vez con una fuerte industria agroalimentaria.
 
En ese contexto está este Sinprode y la definición que nuestro gobierno viene tomando desde 2003 a la fecha en lo que es la industria para la defensa. No vamos a referirnos frente a ustedes a lo que fue la industria para la defensa de la Argentina del siglo pasado. En esa época de desarrollo industrial importante que se dio del ‘45 al ‘55 con los gobiernos del general Perón que le dio todo un impulso a la industria nacional a partir de la industria para la defensa. De lo que eran las 16 industrias de fabricaciones militares, de lo que era la fábrica material Córdoba de aviones que producía el tercer avión a reacción del mundo como el Pulqui 1 y 2, del desarrollo de astilleros navales, del esfuerzo que se hizo para poner en marcha los Altos Hornos Zapla, Somisa, el plan siderúrgico nacional, el desarrollo de las industrias liviana y pesada, no quiero hacer referencia a esas circunstancias. En nuestro gobierno desde 2003 en adelante se ha tomado el camino de la recuperación de la circulación de los restos que se dejaron de las industrias de defensa existentes en nuestro país. La recuperación de la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea) en  Córdoba por parte de la nacionalización y la recompra de esta vital herramienta de desarrollo para nuestro país, la recuperación del Complejo Naval Argentino, de los astilleros Tandanor y de los astilleros del ex almirante Storni, astillero que hoy trabaja con muchas posibilidades de crecimiento.
 
Esta decisión del gobierno vino de la mano de una nueva respuesta a las políticas de defensa que significaron transformaciones importantes en el marco de lo que fue la integración de las FF.AA que tiene a su cargo la operación militar, cuyas operaciones están definidas por el estado mayor conjunto. Esa política de defensa determinó también un objetivo a partir del decreto 1.729 de 2007 y 1.714 de 2009, que es el ciclo de planeamiento por capacidades militares que hemos terminado con la asignación provisoria de recursos. Ese planeamiento por capacidades militares que nos llevó a mirar la defensa nacional no desde las antiguas hipótesis de conflicto que levantaban la mirada para los países de la región en el marco de la desconfianza de nuestros países, el peor de los caminos, que nos tenía condenados al fracaso. Seguramente iban a llevarse su parte y nos iban a dejar el dolor del pueblo por la pérdida de vidas y el fracaso como región.
 
Otro es el camino, el de la cooperación, integración, interoperabilidad de las fuerzas armadas y sustentabilidad de nuestros sistemas militares. Es imprescindible que nos apoyemos en el sistema tecnológico y productivo de nuestra región. En este sentido estamos trabajando con este plan de Capacidades Militares, el plan Camil, para que el 90 % de la inversión que se defina y se realice sea en industrias nacionales, nuestro complejo industrial naval, fabricaciones militares y también las industrias militares que tienen que concurrir en apoyo de la defensa. Ese noventa por ciento lo queremos implementar. Queremos desarrollar un ambicioso plan de fabricación.
 
También estamos trabajando en la remotorización del Pucará, el nuevo entrenador básico que se está desarrollando en Fadea que se está incorporando en la región. De acuerdo a estos tiempos nuevos y el ahorro de nuestros pilotos. También tenemos en Fadea el orgullo de desarrollar piezas para el nuevo avión de transporte que va estar íntegramente desarrollado en Brasil, la Argentina y Chile (KC-390). Hemos invertido los primeros quince millones de dólares, mano de obra argentina y capacitación para ponernos a tono con este avance de la humanidad. En lo que hace al complejo industrial naval vamos a terminar el submarino San Juan, el primer submarino argentino. También estamos haciendo la reparación de nuestro rompehielos Almirante Irizar y su remodelización. Estamos trabajando en la construcción y reparación de naves de prefectura naval, construcción de lanchones y queremos con el plan Camil iniciar el año 2012 con la construcción de patrulleras oceánicas multipropósito que fueron definidas en el ministerio en concordancia con Chile para producir las mismas y así resolver temas de mantenimiento. Se está trabajando en Fabricaciones Militares (FM) en el ministerio donde se llevó una tarea importante para la incorporación de equipos para hacer que nuestros insumos básicos sean producidos en nuestro país. Queremos avanzar de forma tal de darle sustentabilidad a nuestro cuerpo militar. También en FM estamos trabajando en la licitación de una planta de propulsantes sólidos que va a permitir la repotenciación de misiles viejos. En estos momentos resulta inaccesible para nuestro presupuesto adquirir los misiles nuevos. Pero tenemos las herramientas para repotenciar aquellos misiles que ya tenemos y que estarán en condiciones de garantizar la defensa nacional. Estamos trabajando también en la adquisición de plantas de bomba que fueron repotenciadas y que se pretende recuperar para las capacidades militares. Y también en el desarrollo de todo lo que hace a los insumos básicos, entre ellos una fabrica de amonio.
 
La explotación de la minería es muy importante en nuestro país. Estamos trabajando también en la modernización de nuestros tanques argentinos medianos, hemos trabajado con Brasil en el desarrollo de un vehículo liviano de empleo general autotransportado que ya está en posición para iniciar la pre serie donde esperamos contar con el concurso de las empresas nacionales y de la región para aumentar la producción. Este es un vehículo de empleo dual para nuestra región, no sólo en la Argentina sino también en Latinoamérica.
 
Logramos desarrollar a través de FM la tecnología de los censores radares. Esto ya lo definíamos el año pasado en esta misma inauguración de Sinprode. Y esta adquisición de tecnología califica a nuestro país y a nuestra región. Es el primer paso para tener autonomía en el control del espacio aéreo. Es necesario tener control satelital del espacio aéreo. Para el 2025 la OACI establece que el control del espacio sólo podrá hacerse a través del control satelital. Tendremos que estar en condiciones de tener un satélite que nos permita el control de un espacio aéreo de lo contrario estaremos sometidos al arbitrio de países que manejen esta tecnología quienes querrán vendernos el servicio de control de espacio aéreo. Por eso debemos pensar en una agencia suramericana que nos garantice el acceso al espacio y poner el valor en las capacidades de países de nuestra región para acceder a esta tecnología.
 
Entendemos que este Sinprode está en este marco, en el marco de la producción integral que garantice la sustentabilidad de nuestro ministerio de defensa. Tenemos nuestro plan de tercios para la defensa de manera tal que hemos multiplicado por tres las inversiones que se harán en el ministerio de defensa para los científicos. Hemos pasado de 42 a 72 los programas de investigación para la defensa.
 
Señores y señoras, agradeciéndoles la atención brindada por todos ustedes convoco a académicos y universitarios, a los científicos, hombres de armas, empresarios nacionales y extranjeros a aprovechar este escenario que ponemos a disposición del Sinprode para avanzar en la consolidación de esta propuesta de defensa nacional. No es menor la obligación que nos cabe y también a quienes tienen las posibilidades de apoyar el desarrollo de la producción para la defensa que garanticen en América del sur para nuestros pueblos y la humanidad los recursos que dispone la región. En manos de ustedes está que la defensa de los recursos esté garantizada para el beneficio de los pueblos y la humanidad. Con estas palabras doy por inaugurada esta nueva edición del Sinprode 2011.
 
Muchas gracias.


Dr. Arturo Antonio Puricelli / Ministro de Defensa de la Nación



Outras coberturas especiais


Doutrina Militar

Doutrina Militar

Última atualização 23 OUT, 17:00

MAIS LIDAS

Sinprode11