COBERTURA ESPECIAL - Prosub - Tecnologia

04 de Julho, 2007 - 12:00 ( Brasília )

Reactor nuclear de submarino brasileño podrá también alumbrar poblados


Reactor nuclear de submarino brasileño
podrá también alumbrar poblados


BRASILIA, 4 Jul 2007 (AFP) - El submarino a propulsión nuclear proyectado por la Marina brasileña tendrá un reactor que podrá servir también para generar electricidad en pequeñas ciudades, afirmó el almirante Julio Moura, jefe de esa arma.

Se trata de un "proyecto dual", con un reactor "que podría ser colocado en una ciudad pequeña, adonde no llegue la energía hidroeléctrica", reveló Moura en una entrevista con corresponsales extranjeros el martes por la noche.

La construcción de un submarino a propulsión nuclear forma parte del programa de la Marina desde 1979, pero avanza a los trancos por falta de presupuesto.

Sin embargo, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva reiteró el mes pasado su necesidad: "la conclusión de ese reactor nos permitirá ingresar en el selecto grupo de países con capacidad de desarrollar submarinos a propulsión nuclear", afirmó.

Los oficiales esperan que Lula haga anuncios al respecto durante una visita la semana próxima al centro de investigaciones nucleares de la Marina en Aramar (estado de Sao Paulo).

Para concluir el reactor, de fabricación exclusivamente brasileña, estaría faltando una inversión de 1.000 millones de reales (más de 500 millones de dólares), escalonados en siete u ocho años.

Los equipos y la electrónica del submarino requerirán en cambio cooperación extranjera. Hay interés por parte de grupos alemanes y franceses, aunque estos últimos están mejor colocados, por poseer ya submarinos de ese tipo. "Parece más apropiado que los franceses puedan ayudarnos", comentó Moura.

El "programa dual" debe ser un argumento suplementario a favor del reactor, en momentos en que el crecimiento económico confronta a Brasil al espectro de la escasez energética.

"Le estamos diciendo al gobierno que si queremos, también podemos producir energía eléctrica" para localidades de hasta 10.000 habitantes, subrayó el almirante Moura.

Brasil dispone actualmente de cinco submarinos convencionales, para vigilar una vasta extensión marítima de 3,6 millones de km2, a la que denomina su "Amazonia Azul", y pugna en la ONU por obtener jurisdicción sobre otros 900.000 km2 de plataforma continental.

El almirante Moura considera que los medios a su alcance son escasos dada la importancia del mar para Brasil, que extrae el 80% de su petróleo de plataformas off-shore y por el cual transitan el 95% de sus exportaciones e importaciones.

"Con los medios de que disponemos actualmente, no me siento confortable", dice Moura, al defender la construcción de un submarino a propulsión nuclear.

El gobierno elaboró por otro lado un Programa de Reequipamiento de la Marina para el periodo 2006-2025, ya en retraso, que en sus primeros siete años requerirá un aporte de cerca de 2.600 millones de dólares.

Entre las "prioridades absolutas" de ese programa figura la construcción de un nuevo submarino convencional y la modernización de los cinco existentes, en los arsenales de Rio de Janeiro. También se prevé la construcción de nueve buques patrulleros.

Moura dijo que no tiene nada que temer de las negociaciones de Venezuela para comprar cinco submarinos rusos de propulsión diésel, y que si Brasil cumple con su Programa de Reequipamiento, no habrá ruptura del equilibrio regional.

"Venezuela tiene un programa de reequipamiento, tal como nosotros tratamos de tenerlo en Brasil", afirmó.

"No me parece que sea un riesgo" la compra de esos submarinos. "Venezuela tiene relaciones diplomáticas cordiales con Brasil y sus Marinas tienen muy buenas relaciones", subrayó.
 

Brasil a un paso de producir gas nuclear
para sus centrales atómicas

BRASILIA, 4 Jul 2007 (AFP) - Brasil, que domina la técnica del enriquecimiento del uranio, está a un paso de producir gas nuclear, con lo cual controlaría la totalidad del ciclo de ese combustible, informó el comandante de la Marina, Julio Moura Neto.

Actualmente, el uranio inicialmente procesado y concentrado (yellowcake o urania), es enviado a Canadá, donde se lo somete al proceso de gasificación previo al enriquecimiento.

Pero la Marina podría romper esa "dependencia" ya en 2008, a condición de recibir un aporte de apenas 20 millones de reales (menos de 10 millones de dólares) para completar el proyecto, dijo Moura Neto el martes por la noche en una entrevista con corresponsales extranjeros en Brasilia.

"La transformación del yellowcake en gas, en lo que respecta a la Marina, es algo rápido: dependemos de 20 millones de reales. Considero que el ciclo del combustible ya está prácticamente dominado y eso será un beneficio muy grande para el país: la no dependencia", afirmó.

Brasil ya domina el proceso de enriquecimiento, con centrifugadoras de fabricación propia, que podrían empezar a producir a escala comercial en los próximos dos o tres años.

El objetivo es abastecer en combustible las dos centrales nucleares generadoras de electricidad en funcionamiento -Angra I y II- así como Angra III (todas en el estado de Rio de Janeiro), a la que el gobierno acaba de darle el visto bueno.

El combustible brasileño también debe servir para alimentar el reactor de un submarino a propulsión nuclear, en caso de que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva autorice su construcción.

El programa nuclear brasileño fue lanzado en 1975, con dos objetivos: dominar el ciclo de enriquecimiento de uranio y fabricar un reactor nuclear.