18 de Maio, 2011 - 11:58 ( Brasília )

Geopolítica

Nivel de cooperación entre Brasil y Rusia sigue siendo insatisfactorio según la prensa

Putin manifestó que Brasil es “un socio estratégico no sólo en Latinoamérica sino también a escala global”

Brasil - Rússia - V Reunião de Alto Nível de Cooperação



Moscú, 18 de mayo, RIA Novosti.

El comercio entre Brasil y Rusia aumentó el pasado año en un 20% pero alcanzó apenas 5,9 mil millones de dólares, cifra que no puede darse por satisfactoria habida cuenta de que ambos países, junto con China, India y Sudáfrica, son socios del Grupo BRICS, escribe hoy Nezavisimaya Gazeta al comentar el encuentro que mantuvieron la víspera en Moscú el vicepresidente brasileño Michel Temer y el primer ministro ruso Vladímir Putin.
 
La balanza del intercambio comercial es claramente favorable a Brasil que exportó a Rusia productos por valor de casi US$4,1 mil millones mientras que las importaciones se situaron en US$1,8 millones. Las materias primas y los productos de agricultura son los renglones dominantes en el comercio bilateral, correspondiendo menos del 7% a las máquinas, equipos y medios de transporte.

El nivel de las inversiones también deja mucho que desear: la única empresa de capital brasileño que ha invertido hasta la fecha en la economía rusa es Marr Russia, proveedora de hamburguesas para la red local de McDonald’s.

Por tanto, Putin y Temer resaltaron ayer la necesidad de corregir los desequilibrios existentes y fomentar la cooperación en el terreno de altas tecnologías, en particular, la industria aeroespacial, energía nuclear, tecnologías médicas y farmacéuticas.

Putin manifestó que Brasil es “un socio estratégico no sólo en Latinoamérica sino también a escala global” y afirmó que las partes tienen “numerosos proyectos interesantes” y “muy buenas perspectivas”. Por su parte, Temer calificó su visita a Rusia como “fructífera” y llamó a incrementar el comercio bilateral a 10 mil millones de dólares anuales.

Nezavisimaya Gazeta comenta al respecto que Brasil y Rusia vuelven a plantearse dicho objetivo desde hace varios años sin poder lograrlo hasta la fecha.

Evgueni Vinokúrov, director del Centro de estudios de integración en el Banco Eurasiático de Desarrollo, considera que el BRICS es “una creación artificial”. Cinco grandes naciones que conforman ese grupo adquieren rápidamente mayor protagonismo en la economía mundial pero “los vínculos comerciales y de inversión entre ellas no son tan significantes”. El experto calificó de “moderadas” las oportunidades de colaboración entre Brasil y Rusia, dadas la distancia geográfica y la similitud de ambas economías.

Yákov Dubenetski, colaborador del Instituto de Economía de la Academia de Ciencias de Rusia, piensa que la cooperación con Brasil y los demás socios del Grupo BRICS será provechosa, si se priorizan los proyectos de altas tecnologías. Al mismo tiempo, él duda de que Rusia esté dispuesta a manifestar la voluntad política para quitarse la etiqueta de “exportadora colonial de materias primas”.