COBERTURA ESPECIAL - Fronteiras - Geopolítica

22 de Fevereiro, 2010 - 12:00 ( Brasília )

Paraguay renunció a su 50% en Itaipú, según De Gásperi


 

Fonte ABC Color
Paraguai


El acuerdo firmado entre el presidente Fernando Lugo y su colega Lula da Silva, en julio del año pasado, referente al aumento del pago que el Paraguay debe recibir por la energía cedida al Brasil, es una suerte de renuncia de nuestro país al 50% que le pertenece en Itaipú. El abogado Gustavo de Gásperi sostiene esta tesis alegando que en el mencionado documento no se hizo ninguna referencia a que Paraguay es uno de los condóminos de la hidroeléctrica. Solo un reclamo internacional podría zanjar este abuso.

Los futuros gobiernos de Brasil pueden utilizar la declaración presidencial del 25 de julio de 2009 para demostrar que nuestro país renunció al 50% que le pertenece en Itaipú, advirtió ayer en una entrevista con nuestro diario el abogado Gustavo de Gásperi, ex consejero de Yacyretá. Insiste en alertar que el tratado es nulo, porque es fraudulento contra los derechos paraguayos y que la salida que nos queda es la vía internacional, aunque admite que no debe descartarse que ciertos estudios jurídicos brasileños, de gran prestigio, puedan presentar un reclamo contra el Gobierno brasileño, “porque hay una desviación de la finalidad del Tratado, y el Código Civil de ese país dice que son actos fraudulentos todos aquellos en los cuales se desvía el fin”. Señala también que con las binacionales hubo enriquecimiento injusto de nuestros socios.

-Mucha gente no entendió el concepto “abuso del derecho” del que nuestro país fue víctima en su relación con Brasil en Itaipú.

-Mi deseo es explicar con sencillez para que el público entienda, porque veo que hay personas, inclusive colegas suyos que dijeron, a través de las radios, que yo estoy perdido, porque no comprenden cómo puede producirse el abuso del derecho en la redacción de un tratado internacional. Aprovechando la gentileza del diario, insisto sobre ciertas explicaciones. Vamos a imaginar que un comerciante próspero de Coronel Oviedo tiene un amigo en una colonia próxima, que se llama Ñurugua, y que entre los dos son condóminos de una casa en Coronel Oviedo.

... Estos dueños se llaman Juan y Pedro y tienen una casa en una esquina donde deciden instalar un almacén y repartirse las ganancias mitad y mitad. Para eso, Juan, el que vive en Oviedo, un comerciante próspero y rico, y Pedro, que vive en Ñurugua, una pequeña colonia que tiene 15 casas, instalan el boliche y dicen, para llevar este negocio adelante, yo, Juan, designo a mi hijo Juancito y, tú, Pedro, designas a tu hijo Pedrito.

-Juan, el rico comerciante de Oviedo, obviamente, es Brasil y Pedro, nuestro país...

-... y Juancito es Eletrobrás y Pedrito es la ANDE. Entonces, dice Juan, aprovechándose de que Pedrito era un poco ignorante, atrasado o extremadamente necesitado, vamos a vender las mercaderías y vamos a repartir..., el otro le acepta y comienza el negocio.

-¿Repartir la ganancia?

-Repartir la electricidad 50 y 50. El valor de la electricidad, o sea el valor de la mercadería al 50 y 50%. Había ánimo de constituir una sociedad o un joint venture, pero la idea era compartir por partes iguales lo que resulte de las ventas de ese boliche.

-Pero nunca hubo distribución por partes iguales de nada.

-En efecto, Juan (Brasil) le dijo a Pedro (Paraguay): “vos vendés en Ñurugua y yo vendo en Coronel Oviedo”, y Pedro acepta. Comienza el negocio, se producen las ventas y resulta que al final del ejercicio, aparece que Juan ganó 100 millones y Pedrito, que está en Ñurugua, no pudo vender sino que a las 15 casas de esa colonia y apenas pudo reunir 50 mil.

Eletrobrás compra de Itaipú y ANDE compra de Itaipú, pero el precio en que Itaipú les vende es muy inferior al precio en que Eletrobrás vende finalmente dentro del Brasil y el precio al que le vende a ANDE es muy inferior al precio a que esta le vende al consumidor paraguayo. Entonces la plata se junta pero en manos de Brasil, porque Juancito vendió en Coronel Oviedo a 300 mil casas que hay ahí y se enriqueció más todavía, y Pedro y Pedrito se empobrecieron, porque dejaron de percibir lo que les correspondía que era la diferencia, vamos a decir, entre el 5% y 50%, que es la realidad de lo que está pasando con Itaipú y con Yacyretá.

-Cambiando lo que deba cambiarse...

-Es cierto, en el caso de Yacyretá no se llama Eletrobrás, es el Sistema Eléctrico Argentino, porque Yacyretá le vende al Sistema Eléctrico Argentino, el que a su vez vende a todo el mundo a un precio que se le da la gana al mandamás de turno en Argentina. En este momento el público de ese país está siendo subsidiado, porque a los políticos de turno les conviene ser simpáticos con su pueblo y ganar su voluntad vendiéndoles casi gratis una energía que no es sino de su amigo Pedro.

-Los beneficios, en uno y otro negocio, casi no le alcanzan a Pedro...

-El Paraguay (Pedro y Pedrito) sale defraudado. Tenía la creencia de que iba a tener el 50% y se quedan con el 5%. Las declaraciones del Sr. Codas (Gustavo) no son las que desatan las evidencias de que ha habido una defraudación a la esperanza del pueblo paraguayo. La causa nacional es una bandera que el presidente Lugo tomó prestada de otros que escribieron sobre el tema anteriormente y que pelearon por el tema anteriormente. Muchísima gente, ingenieros inclusive, le siguieron, pero no se percataron de que esa causa nacional en realidad no era de todos, sino que había sido que era del Sr. Lugo, de manera que el Paraguay, en un momento dado, no solo se encontró con que podía vender únicamente en Ñurugua, sino que además tenía que soportar que cuando quisiese su socio le aumente su 5% a 7% y a cambio de ese aumento del 7% ó al 10%, dejó de reclamar el 50%.

-¿La declaración del 25 de julio de 2009 fue eso, aceptar algo más a cambio de olvidarnos de nuestro 50% de Itaipú?

-Ese documento, firmado por el presidente Lugo y por el presidente Lula, como una promesa, aumenta el monto de lo que el Paraguay debe recibir. Aun cuando se cumpla y reciba ese caudal de dinero, caudal de dinero que en definitiva será una migaja, no dice nada, se calla respecto al 50%. No solo se calla, sino se le entrega el argumento jurídico internacional por el cual el Brasil le puede decir al Paraguay que renunció a ese reclamo y que tiene que conformarse, por los siglos de los siglos, a recibir el 7% ó el 10%.

Cómo puede hacer efectivo el Paraguay su 50%. Solo por la vía de la reclamación internacional, porque Brasil te va a decir: no porque vos aceptaste que solamente podés vender en Ñurugua y tenés que conformarte con lo que vos podés vender en Ñurugua.

-¿Eso está escrito?

-En al Art. XIX del Tratado de Itaipú, que dice que la jurisdicción de los actos celebrados en Brasil corresponde al Brasil y la jurisdicción de los actos celebrados en Paraguay corresponde al Paraguay y que la ley aplicable a los actos celebrados en Brasil corresponde al Brasil y viceversa.

-En clave sencillez total...

-Que una vez que Itaipú le vendió a Eletrobrás, lo que exceda el precio al cual le vendió a Eletrobrás, el que llega al consumidor en el Brasil, es un tema en el cual el Paraguay no tiene injerencia, no puede meterse porque es una cuestión que está bajo la ley brasileña y es así como todos lo gobiernos del Paraguay se vieron en la obligación de respetar este pacto inmoral.

-¿Por qué un pacto inmoral?

-Porque es un disfraz. En esto consiste el fraude a la ley.

-Los gobiernos paraguayos no solo lo respetaron, nunca lo cuestionaron, lo tomaron como algo natural...

-El Gobierno del Paraguay puede contratar un estudio jurídico en San Pablo o en Brasilia. Hay estudios jurídicos de nivel internacional que no traicionarían al Paraguay y que formularían una reclamación al Gobierno de Brasil, porque hay una desviación de la finalidad del Tratado, que el Código Civil brasileño condena con la nulidad. O sea, el Tratado es nulo porque es un tratado fraudulento contra los derechos del Paraguay.

A lo mejor es un exabrupto lo que estoy diciendo, no excluyo la posibilidad, pero internacionalmente Paraguay puede demandar la nulidad del Tratado y puede demostrar que es fraudulento...

-¿Ante qué instancia debe presentar el reclamo?

-Eso tendrán que decidirlo ellos, pero el artículo pertinente del Código Civil del Brasil, el 166, dice que son actos fraudulentos todos aquellos en los cuales se desvía el fin y tal es así que, concordantemente, en el derecho brasilero, en el Art. 187, se define el abuso del derecho precisamente como la desviación, como el exceso manifiesto de los límites impuestos por el fin económico y social o por la buena fe o por las buenas costumbres. O sea que el Gobierno brasileño de turno, en la época en que se firmó el Tratado, abusó del Paraguay, debido a su estado de necesidad.

La esperanza que tenía el pueblo en la causa nacional consistía en que podíamos provocar una rebelión internacional contra este fraude y todos estábamos ilusionados con esa bandera que levantó el presidente Lugo. Se formó una comisión de negociación de las binacionales, integrada por mucha gente eminente -recordó algunos apellidos: Méndez Val, Escauriza-, estudiosos que se consagraron día y noche a explorar el camino.

-¿Qué pasó? aunque la pregunta no le corresponde a Ud.

-Todo lo que estoy afirmando lo hago en aras de este pobre pueblo que cree en el Brasil, cree en Argentina, pero no nos damos cuenta de que tenemos dos imperios como vecinos. Yo no tengo nada en contra de ellos (enumeró los múltiples beneficios de la vecindad brasileño / argentina con nuestro país), pero en lo que concierne a los tratados que se refieren a las binacionales, que tienen un valor estimado en una cifra similar todo lo que pueda producir la agricultura y la ganadería juntas, el presidente Lugo no consultó a la comisión sobre el acuerdo que iba a firmar con este señor (Lula).

Reitero, el objeto de mi presencia aquí (en la entrevista) es reclamar que el Paraguay abra los ojos, despierte. Nuestro pueblo necesita estudiar, educarse para comprender sus derechos, y sus derechos tienen que ser defendidos por gente que puedan defenderlos.

-¿Fueron alguna vez una causa nacional Itaipú y Yacyretá, incluso en los momentos de mayor euforia de este gobierno? Cree Ud. que el país tiene alguna posibilidad si no convierte los reclamos en esas binacionales en causa nacional?

-Yo no creo. Creo que necesitamos de la opinión pública tanto paraguaya como brasileña, como francesa o norteamericana. Necesitamos crear opinión mundial en el sentido de que Argentina y Brasil se han aprovechado del Paraguay y han obtenido un enriquecimiento injusto, porque el enriquecimiento injusto o sin causa en el Brasil obliga a una indemnización, que se actualiza a los valores monetarios vigentes.

-¿Podríamos probar que hubo enriquecimiento injusto o sin causa de nuestros socios brasileños con Itaipú?

-Yo creo que las cifras de la contabilidad de Itaipú son elocuentes por sí mismas. Es una misión muy difícil.

Entiendo que con el acta del 25 de julio de 2009 se ha producido la paradoja de un cambio preconizado que no existe.

Lo único que se ha logrado es consolidar la posición brasileña por medio de un acto que creemos que nos beneficia. Tanto en teología como en derecho se estudia que el pecado se comete por omisión como por acción. El presidente Lugo es un hombre que se especializa en ocultar y en omitir el cumplimiento de los deberes que atañen a su misión y esto se ha patentizado en las palabras del Sr. Codas, que no ha hecho otra cosa que sacar el antifaz a la voluntad que tiene el Gobierno de llevar adelante solamente el plan del 25 de julio.