COBERTURA ESPECIAL - America Latina - Geopolítica

28 de Setembro, 2012 - 16:15 ( Brasília )

Informe Otálvora - Sector petrolero colombiano apadrinó reunión Santos-Capriles

Asesor electoral de Lula da Silva podría ver perder a sus candidatos en Venezuela y São Paulo el mismo día

Edgar C. Otálvora
Noticiasclic.com


El gobierno de Hugo Chávez delegó en Cuba la atención de las comunidades indígenas en la Amazonía y Orinoquia venezolanas. La información se desprende de un tuiteo realizado por Clíver Alcala, un mayor general del Ejército estrechamente vinculado con Hugo Chávez y quien actualmente detenta el cargo de Comandante de la Región de Defensa Integral Guayana.

A pesar de su condición de oficial activo, Alcalá es un habitual propagandista político del gobierno Chávez desde su cuenta en Twitter. A raíz de la aún no aclarada denuncia de una incursión de garimpeiros contra una comunidad yanomami en julio pasado, Alcalá tuiteó el 20SEP12 lo siguiente: “Misión salud, deportes, educación #Cuba atiende comunidades indígenas Alto Orinoco #Amazonas #Venezuela”.

Gran sorpresa causó, incluso dentro de personalidades de la oposición venezolana, el anuncio de Henrique Capriles Radonski la noche del 18SEP12 acerca de que al día siguiente sería recibido en audiencia por el presidente Juan Manuel Santos en Bogotá.

El encuentro Santos-Capriles del 19SEP12  fue producto de un plan cuidadosamente ejecutado por ambas partes. La solicitud de Capriles para ser recibido por Santos fue apadrinada por empresarios del próspero mundo petrolero colombiano. El presidente Santos accedió a recibir al candidato venezolano bajo varias condiciones: discreción de Capriles evitando declaraciones a la prensa que pudieran llevar el choque electoral venezolano a Bogotá y, se trataría de un encuentro privado. Hugo Chávez fue informado previamente por Bogotá sobre la decisión de Santos de abrirle las puertas del Palacio de Nariño a Capriles.

Capriles allanó el camino para la cita con Santos al asomar el respaldo que dará, de llegar a la Presidencia, a la Mesa de Negociaciones entre el gobierno Santos y las Farc. Los asuntos que de Venezuela interesan al actual gobierno colombiano (cooperación policial-judicial, comercio bilateral y negociaciones con Farc) serían mantenidos por Capriles. El candidato opositor, en diversas ocasiones, ha resaltado su preferencia por el rol de la Venezuela andina (en el marco de la CAN) antes que el de una Venezuela amazónica atada a los gigantes de Suramérica, lo cual es del agrado de Bogotá.

Crear una corte penal suramericana es el objetivo de los gobiernos de Hugo Chávez y Rafael Correa. Como otros muchos planes de la alianza La Habana-Caracas y sus aliados, la materialización del proyecto está congelada en espera de los resultados de las elecciones del 07OCT12.

El objetivo de la corte penal sería remplazar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y, eventualmente, a la Corte Internacional de Justicia. La idea se compadece con la decisión del gobierno Chávez de denunciar la Convención Interamericana de Derechos Humanos notificada a la OEA el 10SEP12, en una larga comunicación suscrita por el canciller Nicolás Maduro el 06SEP12.

El 05SEP12 se reunieron en Caracas el ex embajador Galo Chiriboga Zambrano, Fiscal General de Estado de Ecuador y la Fiscal General de Venezuela Luisa Ortega Díaz. Tanto Chiriboga como Ortega fueron designados en sus cargos por su lealtad con los gobiernos de Rafael Correa y Hugo Chávez, por lo que sus actuaciones están directamente relacionadas con planes de sus jefes políticos.  

El tema del encuentro Cririboga-Ortea fue la creación de una corte penal de Unasur que combatiría los delitos transfronterizos. En medios diplomáticos suramericanos se comenta que, tras la propuesta del gobierno de Correa, se esconde la nada velada intensión de remplazar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos con una instancia subregional políticamente complaciente.

Las Farc podrían solicitar que Venezuela abandone su papel de acompañante de las negociaciones que se inician en octubre en Noruega y que continuaran en La Habana. Caso de producirse un cambio de gobierno en Venezuela, la guerrilla colombiana optaría por que un gobierno “de izquierda” asuma el papel de acompañante junto al gobierno  derechista de Chile. En medios diplomáticos se especula que Brasil o Ecuador serían los llamados a ocupar el lugar de Hugo Chávez en la mesa de negociaciones de paz acordadas por el presidente Santos y el comandante Timochenko.

El asesor de Lula

Faltando dos semanas para las elecciones presidenciales en Venezuela y las municipales en Brasil, ambas pautadas para el 07OCT12, el ex presidente Lula da Silva y su asesor en mercadeo electoral, João Santana, ven peligrar los triunfos de los candidatos a los cuales han apostado.

Precedido por su éxito de llevar a la presidencia de Brasil a una desconocida Dilma Rousseff en el 2010, Santana es el experto en mercadeo electoral brasileño que Lula recomendó a Chávez en 2011. En aquel entonces la enfermedad del venezolano lo sacó de la escena política augurándose incluso que no participaría en las elecciones del 2012. Santana se hizo con la cuenta de Hugo Chávez como el público asesor de su campaña, en el entendido que el candidato es el jefe de campaña en última instancia y que el bahiano es en realidad sólo uno de los varios cerebros electorales de los que se nutre el candidato-presidente. Maurício Carvalho es el creativo que Santana designó para la producción de la campaña chavista. Las encuestas y el feeling, a dos semanas de los comicios en Venezuela, muestran que es posible una victoria electoral de Henrique Capriles con lo cual en gran aliado de Lula en Venezuela tendría que abandonar la Presidencia que ocupa desde 1999.

Simultáneamente, Santana está encargado de las candidaturas de Fernando Haddad quien busca la prefectura de São Paulo y de Patrus Ananias aspirante en Belo Horizonte (Minas Gerais). Las encuestas aseguran que el PT va en camino de perder las elecciones en la capital paulista, el más importante conglomerado político del país, donde Lula da Silva impuso la candidatura de un novato Haddad quien podría incluso quedar fuera de la segunda vuelta.

La estrategia recomendada por Santana en el caso de São Paulo y en Venezuela, ante la mala tendencia de sus clientes, pareciera haber sido la misma.

En Venezuela el Comando Carabobo, equipo gubernamental encargado de la campaña electoral de Chávez, ha dedicado las últimas semanas a desacreditar a Capriles Radonski en vez de exaltar la imagen de Chávez. El propósito, confeso el 14SEP12 por Jesse Chacón, militante oficialista y propietario de una empresa de encuestas electorales, es intentar bajar la credibilidad del candidato opositor.  

Otro tanto realiza la campaña de  Fernando Haddad en São Paulo: tratar de aumentar la mala imagen del socialdemócrata José Serra antes que promover las ventajas del candidato de Lula da Silva.