COBERTURA ESPECIAL - America Latina - Geopolítica

03 de Setembro, 2012 - 16:59 ( Brasília )

Informe Otálvora - Cómo se armaron las negociaciones Santos–FARC


Nota DefesaNet - Informe Otálvora - Como se armaram as negociações Santos-FARC Link


Edgar C. Otálvora
Notícias Clic


Las conversaciones entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC, confirmadas oficialmente el 27AGO12, fueron un secreto mal guardado. Tanto el Presidente de Colombia como su Canciller mintieron, sin rubor alguno, para preservar un misterio difícil de mantener dado el número y variedad de los implicados.

El 14MAR12, los periodistas Yamid Amat y María Isabel Rueda inauguraron el programa  “El Gran Reportaje” con una entrevista al presidente de Colombia. Una pregunta obligada era sobre los resultados de una visita de varias horas que Santos había realizado a Cuba una semana antes. El mandatario prefirió narrar alguna anécdota sobre la salud de Hugo Chávez a quien había visitado en un hospital en La Habana. Ante la insistencia de los periodistas, Santos confesó haber tocado el tema de la guerrilla en su reunión con Raúl Castro, pero negó que se estuvieran concertando negociaciones con las FARC o el ELN. Probablemente fue la primera vez que el gobierno Santos negó lo que ya comenzaba a ser un “secreto a voces”.

El 20AGO12, durante un encuentro con su homóloga mexicana Patricia Espinoza en Cartagena, la canciller del gobierno Santos, María Ángela Holguín afirmó: "Yo no tengo ningún conocimiento, y sólo quisiera reiterar que este es un tema que maneja el presidente Santos". Sería, probablemente, la última ocasión en la cual el gobierno colombiano desmintió que anda en tratativas con las FARC, en las cuales están involucrados directamente por lo menos cuatro gobiernos  extranjeros y cuya ejecución no pudo hacerse sin el conocimiento de la Cancillería.

El lunes 09ENE12 las FARC emitieron un comunicado que pudiera ser el arranque de la nueva etapa de las negociaciones de paz en Colombia. Timoleón Jiménez, Timochenko, propuso al gobierno Santos retomar las negociaciones que entre 1999 y el 2002 adelantaron el gobierno de Andres Pastrana Arango y el jefe guerrillero Manuel Marulanda en la desmilitarizada zona de El Caguán. Timochenko, quien asumiera la comandancia del Estado Mayor Central de las FARC tras la muerte de Alfonso Cano a finales del 2011, proponía abrir negociaciones temáticas que no incluyeran sólo el aspecto de la desmovilización militar. Los temas propuestos por Timochenko ahora aparecen en el documento suscrito en las “conversaciones exploratorias” para las negociaciones Santos-FARC.

"No queremos más retórica, el país pide hechos claros de paz. Que se olviden de un nuevo Caguán" fue la respuesta pública de Santos a Timochenko via Twitter. Sin embargo, tras bambalinas comenzaba una intensa gestión de Santos para crear condiciones, internas y externas, para conversaciones directas de su gobierno con las Farc.

El 02FEB12, desde el Salón Boyacá del Palacio de Miraflores, los presidentes Evo Morales y Rafael Correa pusieron en peligro el arranque de las negociaciones Santos-Farc. Aparentemente recuperado de salud, Hugo Chávez había retomado su agenda internacional. Para ese día convocó una Cumbre del ALBA, con motivo de los  veinte años de su cuartelazo contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez. En medio de la reunión, Morales planteó que los gobiernos del ALBA boicotearan la Cumbre de las Américas prevista para el 14ABR12 en Cartagena, en respuesta a que Cuba no había sido invitada por Colombia. La propuesta tomó desprevenido a Chávez quien acogió la propuesta del canciller cubano, Bruno Rodríguez, de posponer cualquier decisión al respecto y hacerla depender de una próxima reunión de cancilleres. Quedaba demostrado que un arranque anti-imperialista de Morales y una de las usuales bravuconadas de Correa no son suficientes para torcer la línea política del Eje Caracas - La Habana. Pero en Bogotá se encendieron las luces rojas.  

El pronunciamiento del ALBA en Caracas hizo que el gobierno de Santos iniciara una rápida movilización diplomática, buscando medir el estado real de opinión del régimen cubano sobre la Cumbre de las Américas y el impacto que ello podría tener sobre las incipientes  negociaciones con las Farc.

¿El llamado a boicot de la Cumbre de las Américas era una fanfarronada de Morales y Correa o una línea acordada por Caracas y La Habana?. Dado que Castro y Chávez no podían desligarse de la posición anti-imperialista de sus socios, ¿hasta dónde esto podría afectar el apoyo de Cuba y Venezuela al plan de acercamientos con las FARC?. Estas preguntas rondaban el palacio presidencial colombiano cuando Santos ordenó a su canciller María Ángela Holguín adelantar un planeado viaje a Cuba. Tras intensas conversaciones telefónicas con los cancilleres de Venezuela y Ecuador, Holguín  aterrizó en La Habana el 08FEB12 donde fue recibida por Raúl Castro. Santos quería la versión conocer la posición real del gobierno cubano.

El 07MAR12 el propio Santos viajó a La Habana. En compañía de su canciller, el presidente colombiano sostuvo tres reuniones. En la primera de ellas, que incluyó un almuerzo en el Palacio de la Revolución, Santos se encontró con Raúl Castro. Luego se reuniría con  Hugo Chávez en el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgico, reunión en la cual participaron ambos cancilleres. La tercera reunión congregó a Santos, Chávez y a Castro. Según el colombiano, su viaje a Cuba había sido una idea propuesta por Hugo Chávez quien permanecía hospitalizado desde el 24FEB12 tras el anuncio de la  aparición de un nuevo tumor cancerígeno.

Castro y Chávez se comprometieron a no boicotear la Cumbre de las Américas y a realizar gestiones para que Rafael Correa y Evo Morales bajaran el tono de los ataques a Colombia: Las proclamas anti-imperialistas del ALBA se dirigirían hacia EEUU disculpando a Colombia. El tema que más preocupaba a Santos quedó aclarado: las negociaciones con las Farc podrían seguir su curso en Cuba. Venezuela continuaría proporcionando su apoyo logístico que, según varias fuentes, se centra en garantizar el traslado de los voceros de las FARC hacia y desde Cuba. Según algunas fuentes, por lo menos una de las reuniones entre los delegados de Santos y de las Farc habría tenido lugar en territorio venezolano.

El 08MAR12 coincidieron en Bogotá los expresidentes de Brasil, Chile y España, Fernando Henrique Cardoso, Ricardo Lagos y Felipe González. Los tres fueron congregados en la capital colombiana para posteriormente ser trasladados a Caracas, donde serían expositores en un evento promocional de un banco venezolano. Poco antes de abordar un vuelo hacia Venezuela, los tres se reunieron con Santos en la sala protocolar del terminal militar CATAM en el Aeropuerto El Dorado de Bogotá. Sin pedir o sin esperar que guardaran secreto, el colombiano narró a sus interlocutores los detalles de su visita a Cuba el día antes y los impuso de las conversaciones que habían ya arrancado con las Farc. Este encuentro fue reseñado por el periodista venezolano Nelson Bocaranda quien conversó con Cardoso en Caracas.

Evo Morales, ante los consejos recibidos, bajó el tono sobre el tema de Cuba y la Cumbre de las Américas. El presidente boliviano viajó a Bogotá el 15MAR12 en visita oficial y desde el Palacio de Nariño confirmó su asistencia a la Cumbre organizada por Santos. Dejando a un lado su propuesta de boicotear la cumbre panamericana, Morales aceptó presidir una de las sesiones sobre temas sociales. El compromiso de un juego de futbol entre equipos encabezados por Morales y Santos selló el acuerdo del ALBA de no sabotear el evento con el cual el presidente colombiano aspiraba relanzar sus relaciones directas con Barack Obama.

Una de las piezas del rompecabezas de las negociaciones es Piedad Córdoba.  La ex senadora, de 57 años de edad, está inhabilitada desde el 2010 para ejercer cargos públicos hasta el año 2028. Sobre ella pesan dos sentencias basadas en sus relaciones con las Farc y  el financiamiento que ella aportara ilegalmente () a un candidato al Parlamento.  

Vinculada estrechamente con el gobierno de Hugo Chávez, la activista representa dentro de la política colombiana las líneas del Eje Caracas-La Habana. Tras su destitución, Córdoba fue contratada como productora y presentadora en el canal Telesur, de propiedad  cubano-venezolana, financiado por el fisco de Venezuela. Este cargo le ha facilitado sus desplazamientos internacionales, incluyendo largas estadías en Cuba.

Conocedora de primera mano de los términos de las negociaciones en La Habana, Piedad Córdoba encabezó la creación de una alianza de organizaciones de izquierda bajo la denominación de  “Marcha Patriótica” que hizo su estreno en las calle de Bogotá el 21ABR12. Según diversas fuentes, la “Marcha Patriótica” materializa la idea de crear una estructura pública de izquierda radical colombiana que sirva de base para un futuro partido político. Ese es un proyecto varias veces intentado por las FARC, ahora impulsado por el gobierno de Hugo Chávez y que está recibiendo el apoyo internacional de una activa red de organizaciones de izquierda tanto latinoamericanas como europeas.

El papel de “Marcha Patriótica” es canalizar protestas sectoriales y asumir  la vocería de diversos “actores sociales” sensibles al conflicto armado. Esta línea coincide con la exigencia de las Farc de incluir a los “sectores sociales” La ostensiva presencia del canal Telesur  y de Piedad Córdoba durante acciones de grupos indígenas contra efectivos militares en el departamento de Cauca a mediados del mes de julio, parecieran confirmar esta afirmación.

El plan de forzar la presencia de Piedad Córdoba en el contexto de las negociaciones Farc-Santos, a lo cual se opone el gobierno colombiano, ya comenzó a ejecutarse. El 31AGO12 Córdoba pidió "participación directa" de su movimiento en los diálogos de paz.

El ingreso del exsindicalista y exalcalde de Bogotá Lucho Garzón al gobierno de Santos, con rango de ministro sin cartera, pareciera buscar compensar la ofensiva de calle que la aliada de Hugo Chávez se propone realizar para asumir la vocería de “sectores sociales”. (Noticias Clic - Venezuela)