COBERTURA ESPECIAL - America Latina - Inteligência

08 de Dezembro, 2013 - 13:00 ( Brasília )

Argentina - Hebe Bonafini e Gen Milani - Ejército Popular

A líder das Madres de Plaza de Mayo entrevistou o Comandante do Exército Argentino César Milani

Nota DefesaNet

Seguindo um script "Bolivariano- Kirchnerista" o Comandante do Exército Argentino deu uma entrevista a líder das Madres de la Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, para a revista da entidade da Associação das Madres, "Ni un Paso Atras"

Mais importante é a parte final da entrevista:

En el último tramo de la entrevista, Milani asegura que los militares tienen un "temor" al repudio en público y afirma: "Yo estoy con esto de que me acusan por los Derechos Humanos y entonces pienso, si voy a un acto no vaya a ser cosa de que me puteen todavía". Ante esto, Bonafini le aconseja: "Si te putean, y bueno, allá ellos".
 
Finalmente, Milani le afirma a Bonafini: "Hebe, con ayuda de ustedes, el Ejército está dispuesto a ir por todos los cambios y yo quiero ser el más transgresor".

O Gen Milani esteve na resecente visita do Ministro da Defesa Rossi ao Brasil.

O Editor
Ler matérias relacionadas:

AR - Discurso Cristina Kirchner - "Refuncionalización de las Fuerzas Armadas"  03 Julho 2013 Link


 



Texto publicado no jornal Urgente 24, 06 Dezembro 2013

La titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, entrevistó para la revista "Ni un paso atrás", la publicación mensual de las Madres, al general César Milani, investigado por presunto enriquecimiento ilícito y señalado por la desaparición del conscripto Alberto Ledo en 1976 cuando era subteniente durante la última dictadura militar. La firma de Milani está en las actas donde se acusa a Ledo de ‘desertor’, que era el proceder por entonces para encubrir las desapariciones.
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- El extremo alineamiento de Hebe de Bonafini con el kirchnerismo ha logrado un hecho inédito en la lucha de las Madres de Plaza de Mayo: encumbrar a un general vinculado en al menos un caso de desaparición de personas e investigado por enriquecimiento ilícito, llevándolo a la tapa de la revista Ni un Paso Atrás que editan las Madres.

En la entrevista, Hebe se cuida de incomodar a Milani acerca de la investigación que se sigue en la Justicia sobre el incremento de su patrimonio. Pero la omisión más grave es la referida a la causa Ledo.

En agosto pasado, en Tucumán, Graciela Ledo, la hermana del soldado conscripto desaparecido en 1976 Alberto Ledo cuyo caso implica a Milani, declaró ante el fiscal de la Unidad de Derechos Humanos del Juzgado Federal de esa provincia, Pablo Camuña, en el marco de la denuncia que realizaron senadores radicales contra el jefe del Ejército elegido por Cristina Fernández.

Graciela reclamó la reapertura del caso por la denuncia original de la desaparición de su hermano de 2006. Ella recordó que el conscripto "tenía 20 años y recién iniciaba el servicio militar obligatorio en La Rioja cuando fue enviado a Monteros, donde desapareció luego de haber salido de recorrida con el capitán Esteban Sanguinetti".

"Nos dijeron que el motivo de lo que le pasó es que se hizo desertor, lo cual jamás vamos a creer. Esto fue una desaparición forzada", sostuvo. La ‘deserción’ fue firmada por Milani, por entonces subteniente. Se trata de un documento usual con el cual se encubrían las desapariciones.

Milani además integró el Batallón 601, la lista de quienes integraron entre 1976 y 1983 el organismo de inteligencia de la dictadura militar.

Pero nada de eso importa a Hebe, a continuación la entrevista:

Hebe de Bonafini: Ustedes estaban formados muy autoritariamente.
César Milani: No sólo autoritarios, sino soberbios. Y aparte, se creyeron dueños del mundo, de las personas, y distintos.

HB: Vos que sos comandante del Ejército, ¿creés que las otras Fuerzas también pueden encontrar eso que hallaron en la Fuerza Aérea? (Se refiere a archivos de la dictadura)
CM
: Vamos a tratar de empezar a buscar en los lugares donde no debería haber nada. Por ejemplo: algunos cuartos de esos donde se guardaban herramientas o cosas así, para ver si hay alguna cosa para sacar.

HB: ¿Cuándo comenzaste a conocer a las Madres?
CM:
Hace muchísimos años, cuando empezaron a salir en los medios. Reconozco que en las Fuerzas Armadas, quiero ser honesto, había un importante odio con las Madres, como con todos los organismos de Derechos Humanos (...) hay mucha gente en el Ejército, en actividad, que valoriza a las Madres. (...) No hablo de los retirados, eso es otro tema, no quiero decir amor, pero por ahí una cierta simpatía.

HB: ¿Cuánto tuvo que ver Nilda Garré en este nuevo Ejército? Es tan olvidada ella en lo que ha hecho en el Ejército.
CM:
Tuvo mucho que ver, le dio un vuelco muy importante.

HB: ¿Por qué no se acercan (los militares) más a la gente de los barrios, qué pasa? ¿La gente no los quiere, los rechaza?
CM:
Bueno, no. En los últimos tres meses hemos tenido 80 médicos trabajando en el Conurbano. A nosotros nos gustaría participar mucho más. La Presidente formó ahora una Secretaría dentro del Ministerio de Defensa, de coordinación con las emergencias (se refiere a la Secretaría de Coordinación Militar de Asistencia en Emergencias). Yo decía recién, ojalá pudiéramos trabajar en barrios, en casas.

HB: ¿Ustedes no pueden intervenir en política?
CM:
No, estando en actividad no podemos intervenir en política. Pero eso no quita que uno pueda manifestar su apoyo a un proyecto importante de país. Pero no podríamos militar en un partido político. Se podría mostrar y hacer mucho más. Tenemos todo. Yo tomo esa promesa si lo ordena la Presidente.

HB: ¿Por qué te hiciste militar? ¿Porque te gusta mandar?
CM:
Porque vengo de una familia muy peronista, donde siempre se decía 'Mi general, mi general', y por los uniformes.

HB: Hay que dejar la mochila ¿no? Tirarla, dejarla, porque no es justo.
CM:
No es justo tener que seguir cargándola. Y también con tipos que inclusive hoy, después de todo lo que pasó, siguen hablando con resentimiento. A mí lo que me preocupa es eso, no solamente algunos que están presos, sino otros que no están presos, que están en la calle.

HB: ¿Cómo toman tus hijos las denuncias contra vos?
CM:
Por ahí uno sufre más por ellos que por uno. (...) Jamás, nunca, ni torturé, ni maté, ni estuve. (...) Las calumnias e injurias vertidas sobre mi persona por parte de multimedios monopólicos y dirigentes políticos opositores al gobierno nacional han buscado exclusivamente perjudicar a la Presidente y tratar de impedir que el Ejército participe activamente de un proyecto nacional.

HB: Los medios te arman una bola que Dios mío...
CM:
Esta confrontación de un grupo, de unos medios, que quieren manejar todo. Instalan historias, fabrican. Si les gusta el gobierno, bueno; si no les gusta más, bueno, se acabó, que venga otro, tiene que venir otro que ellos dicen cuál es.

HB: Pero no tienen candidatos. Se pelean, se rejuntan.
CM:
Gracias a Dios, estaba leyendo una encuesta donde Cristina tiene más de un cincuenta por ciento de imagen positiva. Ella es una militante fuerte y que sabe adónde quiere ir.